Evaluación educativa. La niña de nuestros ojos

De todos es sabido que llevar la pedagogía activa a la escuela y mejorar el concepto, la técnica y la ética de la evaluación educativa son nuestros principales temas de interés.

A principios de año nos propusimos varios objetivos que podéis leer de nuevo en este post. En él hablábamos de proyectos que ya continuaban y otros que se iniciaban. Hoy hacemos una evaluación de aquellos propósitos conseguidos (tick verde), que se han modificado (cruz roja) o que todavía están pendientes (flecha azul). Así es como evaluamos nuestros objetivos a través, por ejemplo, de una checklist:

De nuestros propósitos, el cuarto se modifica por el tercero, y el último está pendiente de generar la acción grupal que precisa. Hemos preferido esperar a que finalicen las elecciones, que estén todos sentados en sus sillones, cómodos, y después proponer las mejoras necesarias al respecto.

Nuestra experiencia en evaluación comportamental para la obtención de libertad condicional con fines educativos, evaluación en el seguimiento de programas de desintoxicación, evaluación en comités de asignación de centros terapéuticos y sus programas educativos a adolescentes con trastorno de conducta o la evaluación de menores y sus familias para proponer a Fiscalía la medida educativa más eficaz, siempre nos ha llevado a considerar la evaluación con un único propósito: la mejora y la evolución.

Por otra parte, nuestra dedicación a la investigación y docencia o colaboración continua con los departamentos MIDE (Métodos de investigación y diagnóstico en educación), nos ha llevado a conocer la técnica evaluativa .

Esto no indica que no hayamos continuado formándonos, cada vez más, en los principios de la evaluación y las características de la evaluación para el aprendizaje. Por supuesto todo esto no puede estar exento de trabajo con otros compañeros reflexionando conjuntamente en cualquier jornada dedicada a evaluación. El sábado 11 la entidad Educación abierta organizaba en Madrid unas jornadas para la reflexión de la evaluación educativa en varias áreas con numerosos participantes interesados.

Reflexionar sobre el poder de la evaluación, cómo nos condiciona en la vida, en lo académico, en lo profesional, o si realmente estamos interesados en un cambio de sociedad, nos ayuda a seguir haciéndonos preguntas que iluminarán el camino que debemos recorrer para proponer una mejora evaluativa. Las jornadas fueron muy dinámicas y atractivas por lo que nos apetece compartir con vosotros, algunas de las preguntas que nos suscitaron.

¿Podríamos vivir sin evaluación? ¿Para qué evaluamos? ¿tenemos el mismo “para qué” desde el micro o el macro sistema educativo? Evaluar nos ayuda a mejorar pero ¿calificar nos ayuda a mejorar también? ¿Realmente queremos cambiar la escuela y la sociedad? ¿los padres realmente quieren otra cosa para sus hijos o prefieren que aprendan matemáticas, lengua o historia como se viene haciendo hasta ahora? ¿qué datos necesitamos para evaluar la calidad del centro? ¿Autonomía y rendición de cuentas son compatibles? ¿Quién evalúa al profesor? ¿Cómo evaluar a un profesor? ¿Se generan tiempos de reflexión educativa en los centros para mejorar? ¿Existe un código deontológico en la evaluación? ¿Estamos considerando el impacto que tiene la calificación en el alumno? Si lo deseable es evaluar por competencias ¿por qué todos los sistemas software y de acreditación o boletines siguen calificando asignaturas?

Estas son algunas de las cuestiones que a nosotros nos resultan de mayor interés, aunque por supuesto, podéis seguir el hilo con los comentarios, preguntas y reflexiones en el hashtag #loquepisanove.

Empecemos por el principio, ya que todo conocimiento comienza con la generación de preguntas…

Gracias por leernos

Contenidos y Competencias

A la hora de programar solemos situar el contenido del currículo como foco prioritario, sin embargo, el foco debe ser el objetivo u objetivos específicos, que en términos de resultados se denominan “estándares”. Si nos fijamos bien, estos estándares se componen de verbos (acción) + una dimensión de conocimiento (el contenido curricular) y de aquí, el profesor debe asumir ciertas tareas para conseguir el desarrollo competencial de su alumnado:

  1. Agrupar los diferentes estándares, que puedan estar próximos a ser desarrollados o adquiridos con alguna técnica didáctica común, por ejemplo, que 10 estándares puedan desarrollarse mediante el estudio de un caso.
  2. Efectuar su organización y secuencia, para ir avanzando por un itinerario bien establecido
  3. Planificar las técnicas didácticas que desarrollarán, por un lado, el grupo de estándares y, por otro, las competencias clave.
  4. Seleccionar los contenidos curriculares. Con esto decimos, que el profesor puede y debe elegir los contenidos específicos y que no debe limitarse a ni a una editorial, ni a una sola plataforma, sin embargo, a la hora de seleccionar contenido debemos tener claro unos criterios, antes de decir dónde voy a buscarlos.

La selección de contenidos exige un análisis de las necesidades derivadas de las características de los alumnos, el contexto, la estructura y metodología según la organización de las materias del centro, los principios y finalidad del centro educativo…A partir de aquí, podemos señalar algunos criterios que podemos considerar a la hora de seleccionar el contenido para desarrollar las competencias de nuestros alumnos.

Esperamos que os resulte útil.

Gracias por leernos

Alumnos universitarios evalúan una experiencia activa en clase

La experiencia docente que hemos desarrollado durante el primer cuatrimestre, en la asignatura Aprendizaje y Desarrollo de la Personalidad, del Máster de Formación del Profesorado de Secundaria y Bachillerato en el  ICE de la UPM ha sido valorada por los alumnos.

En ella seguimos el modelo Flipped Learning, para un desarrollo óptimo del aprendizaje.

Aquí os presentamos alguno de los datos más relevantes. Más adelante, describiremos su estructura organizativa, cómo se organizaron las sesiones presenciales, las herramientas TICs colaborativas utilizadas y lo más importante, cómo fueron evaluados los alumnos.

Un cordial saludo

Estándares de Evaluación: Evaluación competencial

Los estándares son las “definiciones operativas de lo que los alumnos deben saber y saber hacer en cada materia y nivel educativo, y servirán para que toda la comunidad educativa y la sociedad pueda conocer la eficacia del sistema y de cada centro escolar” (Tourón, 2009)

La evaluación del aprendizaje mediante estándares está estrechamente vinculada al currículo, produciendo una conexión mayor entre los que se programa aprender y lo que se evalúa. Plantea, una evaluación más objetiva, y da a conocer más claramente los resultados de la intervención educativa.

Estas evaluaciones incorporan metas previamente establecidas, como objetivos y expectativas de logro para nuestros estudiantes. Además  requieren que los alumnos demuestren sus destrezas y habilidades  para la solución de problemas con los conocimientos adquiridos, en definitiva, las mismas habilidades que necesitarán para un futuro no lejano.
Las pruebas para evaluar competencias, procuran generar una respuesta, en lugar de elegir una de una lista de respuestas, que aunque pueden ser muy adecuadas, no debemos olvidar tener en cuenta el conocimiento conceptual y el procedimental. De esta manera proporciona al docente información  equilibrada sobre lo que el alumno sabe hacer con lo que sabe
La corrección de este tipo de pruebas debe estar bien detallada previamente, mediante codificaciones, teniendo en cuenta el currículo y los estándares (resultados de aprendizaje esperados). Incorporarlos en el currículo facilita las estrategias didácticas que el docente deberá aplicar.

Y no podemos olvidar que los estándares y las evaluaciones competenciales, requieren de una mayor capacidad de los maestros para comprender las expectativas a incorporar en las nuevas evaluaciones, obtener recursos y experiencias, que ayuden a nuestros alumnos a alcanzarlas.

Por otro lado, la evaluación de  competencias debe ser continua y sistemática, y utilizar tanto métodos cualitativos como cuantitativos, Los datos recogidos pueden ser sometidos a ponderación de acuerdo con los niveles de logro alcanzados y utilizar porcentajes para las tareas encomendadas a los alumnos, de esta manera, no limitamos el aprendizaje y el rendimiento académico a los conocimientos adquiridos a través de una única prueba final sino que valoramos el proceso, los errores y aciertos.

Un saludo

¿Para qué utilizamos los Items PISA?

Desde nuestra consultora, motivamos a los docentes a reflexionar de manera conjunta en el aprendizaje de sus alumnos, en los métodos de enseñanza que utilizan y sobre todo, en la evaluación.

Le dedicamos especial interés a los sistemas de evaluación que los docentes aplican porque nos indica qué están priorizando en el aula: ¿contenidos, actitudes, destrezas, habilidades?

Si nuestro objetivo es “Enseñar a Pensar“, debemos hacer preguntas adecuadas y es más, promover que realicen preguntas productivas.

Un ejercicio que solemos hacer con los docentes consiste en analizar los exámenes que utilizan habitualmente en el aula con sus alumnos. Realizamos cada item y lo relacionamos con el tipo de pensamiento que está poniendo en juego en el alumno.

  • Pensamiento Analítico ?
  • Pensamiento Sintético ?
  • Pensamiento Deductivo?
  • Pensamiento Convergente?
  • Pensamiento Divergente?
  • Pensamiento Inductivo?

En la mayoría de los casos, se utilizan items que ponen en juego el pensamiento sintético o convergente, y aquí es donde nosotros utilizamos los items liberados de #preguntasPISA.
Contrastamos los items uno por uno, relacionándolo con el tipo de pensamiento que debe poner en juego el alumno, para hacer una comparativa y que el docente aprenda a realizar preguntas adecuadas y productivas. 

Según se formulen preguntas en el aula se fomenta en el alumno un tipo de pensamiento: sintético, analítico, divergente, convergente, deductivo, inductivo, etc..

¡¡¡Anímate a comprobarlo y Enseña a Pensar a tus Alumnos!!!

Información Académica VS Sensacionalista

Las diferentes evaluaciones educativas internacionales están teniendo una repercusión social a través de los medios de comunicación.

Una cultura de evaluación implica valorar los procesos y los resultados de todos los agentes, con el único fin de tomar de decisiones para la mejora. Sin embargo, los medios de comunicación utilizan, en ocasiones, titulares sensacionalistas para criticar nuestro sistema educativo, olvidando que son parte del mismo.

El informe al que mayor divulgación se le da, es PISA, cuyos titulares vienen siendo “Lo que oculta el informe PISA” (Finanzas.com 27/4/2014); “España a la cola en resolución de problemas” (ABC.es 1/4/2014); “Suspenso en la vida real” Elpais.com 1/4/2014).

Otro informe de enorme repercusión es el Informe Talis: una evaluación internacional sobre los diversos aspectos que influyen en el proceso de enseñanza-aprendizje a través de encuestas realizadas a los docentes y directores de centros educativos (ESO). Han participado 192 centros, sus directores, y 3339 profesores. Os dejo esta imagen con links para comprobar la diferencia entre la información académica y la información sensacionalista #preguntasPISA.
Por el contrario; independientemente de que todavía necesitemos mejorar nuestra cultura de evaluación, el informe que se recoge en el boletín Núm. 33 de Junio de 2014 del INEE menciona los siguientes aspectos de interés:
  • Nivel Educativo de los profesores:  Más de nueve de cada diez profesores (91%) han alcanzado el nivel educativo ISCED 5A, que incluye títulos de grado y licenciado y Máster de universidades o instituciones equivalentes, mientras que solo el 3% no posee educación terciaria. Alrededor del 4% tiene título de doctor.
  • Percepción de preparación:  Más del 97% de los profesores declaran sentirse bien preparados para el trabajo docente en España
  • El tamaño medio de la clase y la ratio de alumnos profesor se encuentran en la media del conjunto de los países de la OCDE. Sin embargo, la tasa de personal de apoyo pedagógico respecto al número de profesores es inferior a la media OCDE.
  • El clima escolar En España, el 38% de los profesores trabaja en centros escolares cuyo director informa que los alumnos no son puntuales para asistir al centro escolar y el 25% de los profesores trabaja en un centro en el que el absentismo de los estudiantes es un hecho habitual, ambos porcentajes significativamente inferiores a la media de la OCDE.
Estamos convencidos de que tenemos mucho que mejorar, pero no desde la crítica y desde la queja. Os recomiendo las lecturas de los informes talis para conocer mejor cuál es la situación según nuestros propios docentes.
Un cordial saludo

 

Competencias Clave en Secundaria y la Web 2.0

En esta ocasión, os presento uno de los vídeos “flipped” que he preparado para los alumnos del máster de formación en secundaria y bachillerato en el ICE de la UPM. 
Creo que nos puede resultar muy útil combinar el marco teórico, las necesidades sociales y los nuevos recursos. Para ello, nos basamos en los textos de la LOMCE, la Comisión europea de educación, infografías elaboradas por Raúl Santiago (www.theflipeedclassroom.com) y el libro de Goig Martínez, Rosa María “Formación del profesorado en la sociedad digital. Investigación, innovación y recursos didácticos”, Madrid: Editorial UNED.
Esperamos que os resulte de interés

Un saludo a todos