La Escuela que Aprende

La explicación científica de los fenómenos no conduce a la mejora de la práctica (Martín-Moreno Cerrillo,2010:449). Una vía de construcción del conocimiento es a través de la práctica reflexiva de los profesionales que forman parte del centro.
La institución escolar tiene en su organización un currículum oculto intenso (Torres, 1991; Santos Guerra, 1994) que opera de forma persistente.
El curríuclum oculto produce influencias a través de la configuración de los espacios, del contenido de los textos, de la distribución de los tiempos,en la comunicación, del establecimiento de normas, de estructuras organizativas, etc
No sólo los alumnos aprenden, también los profesores lo hacen mientras desarrollan su labor educativa. Si el educador se coloca en una posición menos omnipotente y puede decir “no sé algo” “lo desconozco”, está permitiendo lo incompleto, el deseo de aprender algo que se ignora, para que los propios alumnos busquen, analicen e indaguen, y es entonces, cuando se produce un cambio de roles y se facilita el aprendizaje.
Quien lo sabe todo, no da lugar a aprender más, por ese motivo, no se trata de transmitir información únicamente, sino lograr que los alumnos incorporen y manejen instrumentos de indagación. Esto se produce con más facilidad si el maestro utiliza para sí este método, la investigación, o está en periodo de transformarlo.
No hay nadie que no pueda enseñar algo, el alumno enseña y aprende, al igual que lo hace el maestro.
Los métodos educativos exigen que se desarmen las rutinas y estereotipias que paralizan el proceso dialéctico de la enseñanza y el aprendizaje. Así surgen las organizaciones que aprenden. 
El proceso de cambio puede ser lento y para la implementación o puesta en marcha de una estrategia de cambio adecuada, ha de apoyarse en un conjunto de principios, que aunque deben contextualizase en cada centro educativo, Cardona (2000) nos propone la siguiente secuencia de intervención:

  •  Concienciación de los diferentes estamentos comunitarios hacia la reflexión colaborativa y el trabajo en equipo. 
  • Optimización del conocimiento de los roles de cada miembro del centro, favoreciendo la autocrítica, definiendo funciones y responsabilidades. 
  • Emergencia y consolidación de una cultura genuina, singularizada en cada centro y su comunidad 
  • Sensibilización hacia la auto-revisión 
  • Impulso de la formación permanente y de la construcción de conocimiento profesional.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s