Dinámicas Familiares Facilitadoras del Aprendizaje

El entorno familiar donde un niño crece puede favorecer, o dificultar, su desarrollo y la madurez personal. El concepto de familia y su estructura se ha ido modificando debido a las diferentes transformaciones sociales. Hoy por hoy, ya no es válido el modelo tradicional, sino que corresponde más bien a  la definición de Palacios y Rodrigo (1998):

“la unión de personas que comparten un proyecto vital de existencia que se desea duradero, en el que se generan fuertes sentimiento de pertenencia a dicho grupo, existe un compromiso personal entre sus miembros, y se establecen intensas relaciones de intimidad, reciprocidad y dependencia“   

Las funciones de la familia se relacionan con la satisfacción de las principales necesidades de sus miembros, que tiene que ver tanto con asegurar la supervivencia física y el crecimiento saludable, como favorecer el desarrollo de las habilidades que le ayuden a relacionarse de manera competente consigo mismo, con los otros y con su medio.

La relación familia y aprendizaje ha cobrado interés en la última década, tanto a nivel Nacional como Internacional, por diversos motivos: en primer lugar, por el reconocimiento de las madres y padres como educadores prioritarios y determinantes de sus hijos e hijas, segundo, por la mejora del rendimiento académico en según qué dinámicas familiares (PISA in Focus 10), y por último, la influencia que ejerce en el alumno la articulación que se establece entre Familia–escuela. 

Cada familia tiene unas características asociadas a una estructura (nuclear, monoparental, reconstruida…), a la naturaleza de las relaciones que tienen lugar en su seno (estilo educativo, creencias, valores, normas, etc) o la asunción o distribución de roles que la hacen diferente del resto. En todo caso, es de esperar que el contexto familiar promueva el desarrollo óptimo de los hijos, dada su influencia educativa como agente socializador (Torío López, 2004) y fomente en ellos una actitud positiva hacia el estudio (Asensio, 1994; Marjoribanks, 2003).
Los padres realizan una serie de acciones cotidianas basadas en expectativas y significaciones, a través de los cuales orientan su labor educativa. Las diversas dinámicas familiares se distinguen entre sí también por los hábitos, modelos de comunicación entre los miembros, estilos educativos, intereses y valoraciones que se poseen en relación al aprendizaje, el tipo de ocio y uso del tiempo libre, a la organización de las actividades del hogar y al tiempo destinado para que los hijos hagan las tareas o estudien, etc.
Prácticamente todas las familias saben de la importancia de la escuela, y dentro de sus posibilidades, realizan alguna actividad destinada a apoyar el aprendizaje de sus hijos e hijas. La mayoría organiza actividades cotidianas incluyendo tiempos y acciones concretas destinadas a apoyar directa o indirectamente las tareas escolares. Sin embargo, es la calidad de esos tiempos, la profundidad, sistematización y regularidad con que se dan, lo que influye hacia un aprendizaje más o menos favorable. Estas prácticas familiares pueden ir desde simples rutinas a actividades más complejas y sistemáticas que pueden considerarse como estrategias familiares de apoyo al aprendizaje. 


Ser conscientes de estas acciones es lo que permitirá afianzarlas o mejorarlas para establecer unos objetivos educativos claros, una coherencia con las pautas escolares, una mejor relación con el centro escolar y un apoyo de calidad para el aprendizaje de los hijos e hijas. 

Entender el aprendizaje de una manera global, desarrollar conocimientos y habilidades  para apoyar efectivamente el aprendizaje de los hijos y la adaptación de los estudiantes al contexto escolar, constituye un medio poderoso para garantizar una mayor equidad en la educación. 
Así surge la posibilidad de conocer las propias “Dinámicas Familiares Facililtadoras del Aprendizaje”, un servicio online para padres con hijos en edad escolar al que se podrá acceder desde cualquier Pc, Tablet o Smartphone. Esta creación es fruto de la exitosa colaboración entre Pedagogía para el Éxito y Habilmind,
El padre o madre responde de manera anónima, a una serie de cuestiones (según tenga hijos escolarizados en primaria o en secundaria) invitándole a reflexionar y haciéndole consciente de acciones u omisiones, que le van orientando y ofreciendo sugerencias de manera simultánea. 
Al finalizar se obtiene un informe completo e inmediato en el que se ofrecen sugerencias prácticas para optimizar las estrategias familiares particulares, con el fin de mejorar el aprendizaje global en el hogar, la relación paterno-filial, y la relación y colaboración con la escuela.


Muy pronto estará operativa y os informaremos para acceder a ella. Si quereis más información o deseáis que os lo envíen a vuestro correo directamente, podéis solicitarlo AQUI. 

Y si queréis hacer alguna sugerencia o aportación, no dudéis en escribir un comentario o un correo.

Gracias por leernos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s